Caídas en el Lugar de Trabajo

Los Riesgos de Caídas en el Lugar de Trabajo

Un gran número de las lesiones, e incluso, de muertes ocurridas en el área de trabajo se deben a caídas desde lugares altos.

Es por ello que se han establecido normas y condiciones para proteger a los trabajadores que están expuestos a este tipo de accidente laboral. De hecho, todos los empleadores del estado de Washington están obligados por la ley a brindar protección a sus empleados expuestos al riesgo de sufrir accidentes por actividades en alturas.

Aquellas compañías dedicadas al mantenimiento, construcción y limpieza, entre otras, deben asegurar condiciones laborales seguras para sus trabajadores. Además, deben dotarlos de los equipos de protección apropiados para cada actividad en particular.

Sin embargo, en no pocas ocasiones ocurren accidentes relacionados con caídas desde alturas significativas como consecuencia de factores como: realización de actividades de alto riesgo, características de las tareas, el tipo de elementos utilizados (escaleras, andamios) e incluso, las condiciones climáticas.

Las consecuencias de las caídas desde el techo, desde un andamio o cualquier otro lugar de gran altura no se reducen al momento del accidente, sino que usualmente se extienden por largos períodos de tiempo e incluso pueden llegar a ser permanentes o fatales.

Por esta razón, muchos trabajadores se amparan en las leyes de compensación y en los beneficios otorgados por organismos como el Departamento de Trabajo e Industrias (Labor and Industries), en el caso del estado de Washington.

Requerimientos Legales y Leyes Relacionadas con el Riesgo de Caídas en el Lugar de Trabajo

Todas las personas que laboran en ambientes con alto riesgo de caídas deben conocer acerca de la legislación aplicable.

Cada industria debe cumplir con requerimientos particulares según su nivel de riesgo. Por ejemplo, si se trata de una empresa del sector de la construcción, donde es usual el empleo de plataformas, pasarelas, etc., es necesario proveer al trabajador con los equipos de protección personal adecuados. Por otra parte, la empresa también debe equipar las superficies de trabajo con barandas y otros elementos de seguridad necesarios.

El Departamento de Trabajo e Industrias ha publicado una tabla con todos los requerimientos de seguridad contra caídas desde la altura para cada rubro y actividad.

Además, existen normas más específicas, como los Requerimientos de Protección contra Caídas para el Sector de la Construcción, contenidos en el Capítulo 296-155 de las Normas para Trabajos de Construcción (WAC Safety Standards for Construction Work).

A pesar de todas estas regulaciones, los accidentes por caídas continúan sucediendo. De hecho, son la primera causa de muerte en el lugar de trabajo en el estado de Washington.

Cuando ocurre un accidente como este, el trabajador puede acudir a los organismos gubernamentales para recibir las indemnizaciones y beneficios que establece la ley.

La mayoría de las compañías alegan negligencia por parte del trabajador por la no observancia de las normas de seguridad. Esta puede ser una razón por la que muchos trabajadores se abstengan de introducir un reclamo de compensación (L&I claim), pero la realidad es que aun así, es posible obtener ciertos beneficios.

De acuerdo al Código Revisado de Washington en su sección 4.22.005, aunque se haya probado que el trabajador tuvo parte en la responsabilidad del accidente, se puede obtener una indemnización o beneficio del empleador o de cualquier otra parte involucrada como responsable.

Se trata básicamente de una regla que “reparte” la responsabilidad de negligencia, resultando en el pago de una porción de la indemnización, menos la cantidad equivalente a la cuota de responsabilidad del trabajador.

Normalmente, para llevar a cabo este tipo de procedimientos, las personas buscan la asesoría de abogados expertos en compensación laboral.

Casos más Frecuentes de Caídas y Requerimientos de Protección
  1. Caídas desde un andamio

    Los andamios son armazones provisionales utilizadas en las obras de construcción para facilitar el acceso a lugares altos.

    Las alturas de estas plataformas generalmente varían entre 2 y 14 metros de altura, razón por la cual representan un riesgo alto en virtud de la gravedad de las lesiones que se pueden producir por caídas desde tales distancias.

    Las caídas por accidente desde un andamio generalmente ocurren por falta de barandas laterales de seguridad, diseño inadecuado, un ensamblaje deficiente o por un mal ajuste de las conexiones.

    Las lesiones por caídas desde un andamio incluyen aquellas derivadas de una caída del trabajador, pero también las que resultan como consecuencia del impacto de un objeto que cae desde el andamio.

    Entre las más comunes se encuentran: traumatismos craneoencefálicos, lesiones en la columna vertebral, lesiones internas, fracturas y laceraciones.

  2. Caídas desde una escalera

    En el estado de Washington, cada año ocurre un gran número de accidentes laborales por caídas desde una escalera, lo cual se traduce en serias lesiones a los trabajadores.

    Las causas más comunes son:

    • Movimiento de la escalera o un posicionamiento inadecuado de la misma
    • Negligencia al utilizarla (cargar objetos al subir, resbalones sobre los peldaños)
    • Mal estado de la escalera

    Un trabajador puede terminar con una extremidad dislocada, fracturas, lesiones craneales y, en pocos casos, el accidente puede llegar a ser fatal.

  3. Protección contra caídas

    Según las leyes del estado de Washington, los empleadores deben crear un Programa de Prevención de Accidentes (APP, por sus siglas en inglés), para lo cual es necesario evaluar e identificar sus riesgos, así como determinar y aplicar soluciones para reducirlos.

    Además de la creación de este programa, las compañías están en la obligación de proporcionar equipos y herramientas de trabajo que cumplan con las medidas de seguridad establecidas, de manera que protejan la integridad física de sus trabajadores.

    Específicamente, se exige la instalación de barandas de seguridad, cubiertas y pasamanos en aquellos lugares que se hayan identificado como áreas de riesgo potencial.

    Por otro lado, cuando sea necesario se debe proveer al trabajador con sistemas de amarre/restricción anti caídas, redes de seguridad y demás equipos de protección personal adecuados para tal fin.

    Es importante que, si un empleador incumple con alguna de las normas establecidas, se tomen las acciones necesarias para corregir la situación y eliminar/reducir los riesgos de caídas.

Testimonios
★★★★★
Injured Workers Advocates fue una gran ayuda para mí. Me caí del techo mientras trabajaba y me lastimé gravemente. No estaba recibiendo la atención medica que necesitaba y tampoco estaba al tanto de los beneficios que podía recibir. Mónica y su equipo me apoyaron y lucharon para ayudarme obtener atención médica y recibir tiempo perdido. También recibí una buena indemnización por mi caso. ¡Recomiendo encarecidamente a Mónica y su equipo! Carlos C.
★★★★★
Debido a mi estatus migratorio me preocupaba hacer un reclamo después de haberme lastimado la rodilla en el trabajo. Después de haberme reunido con el abogado en IWA me di cuenta de que todavía podía recibir beneficios, incluyendo tiempo perdido mientras me recuperaba. Animo a cualquiera que se ah lastimado en el trabajo que se comunique con IWA. Ellos realmente me salvaron cuando ocupaba ayuda. Luis L.
★★★★★
Yo tuve una lesión grave en el trabajo en la cual no sabía que podía recibir ayuda a causa de eso. Mónica y su equipo inmediatamente me explicaron mis derechos legales y pelearon por mí. Estoy muy agradecido de haberlos encontrado. Ellos son muy amables y saben mucho acerca de L&I. Quede impresionada con los servicios que me proporcionaron. Anna S.
★★★★★
Después de haber sufrido un accidente automovilístico con mi familia, estaba asustada y confundida. Tenía a las aseguradoras llamándome todo el tiempo y no tenia como pagar mis facturas. Pero después me puse en contacto con Injured Workers Advocates y me explicaron todo lo que yo podía recibir legalmente y todas mis preocupaciones desaparecieron. Se me permitió tener mis facturas medicas pagadas, recibí dinero por el tiempo que falté al trabajo y dinero también por mi dolor y sufrimiento. Maria R.