Enfermedades Profesionales y Lesiones por Accidentes de Tránsito

Cómo Ocurren las Enfermedades Profesionales y Lesiones por Accidentes de Tránsito

Las lesiones que se originan en el trabajo y aquellas que son causadas por accidentes de tránsito son de las más comunes en la población en general.

Es importante destacar que ambos tipos de situaciones tienen consecuencias en el desempeño laboral de las personas según el grado de severidad. Períodos de reposo, sueldos caídos y limitaciones permanentes son solo algunas de las secuelas que puede dejar la ocurrencia de estas circunstancias.

Las enfermedades profesionales, enfermedades ocupacionales, lesiones laborales o lesiones en el trabajo, son afecciones a la salud que ocurren como consecuencia de la actividad laboral, bien sea por la rutina de movimientos y esfuerzos que realice el trabajador o por la ocurrencia de un accidente durante sus labores.

De acuerdo con las estadísticas de la OSHA (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional), alrededor de 3,3 millones de trabajadores experimentan lesiones o enfermedades profesionales, y un número aún mayor están bajo riesgo de sufrir algún tipo de enfermedad laboral por la continua exposición a químicos tóxicos.

Las razones por las cuales se generan las enfermedades laborales son diversas. Dependen en primer lugar de la naturaleza de la actividad laboral y sus implicaciones, así como de los riesgos a los que se expone el trabajador.

Muchas veces, las fallas en la prevención de dichos riesgos por parte del empleador o del trabajador, da origen a accidentes laborales o a la aparición de enfermedades crónicas que son consecuencia directa de la actividad profesional, generando a su vez ausentismo laboral, reclamos de indemnizaciones y costos médicos, entre otros.

Por otra parte, los accidentes automovilísticos también suelen ocasionar daños a la salud que impactan la vida laboral de las víctimas, con costos similares a los mencionados anteriormente.

Leyes Relacionadas con las Lesiones Laborales y Accidentes Automovilísticos en el Estado de Washington

El estado de Washington brinda protección a los trabajadores que han sufrido lesiones en el trabajo a través del Departamento de Trabajo e Industrias.

Según cada caso en particular, un trabajador puede recibir compensaciones por gastos médicos, sueldos caídos o por discapacidad total o parcial.

Si usted sufre un accidente en el trabajo o desarrolla una enfermedad profesional, debe buscar atención médica inmediatamente e indicarle a su doctor que se trata de uno de estos casos. También debe reportar la situación a su empleador.

Es posible que la enfermedad profesional se deba a violaciones de los estándares de seguridad por parte de su empleador. En este caso, es recomendable que contacte a un abogado de lesiones en el trabajo para que le asesore en este tema.

Si usted ha sufrido un accidente automovilístico en el estado de Washington, debe hacer un reporte ante la policía. La responsabilidad sobre el siniestro será determinada según la Ley de Negligencia Comparativa de Washington, y de acuerdo al resultado, usted podrá obtener una compensación equivalente a su grado de no culpabilidad.

Las Lesiones Laborales y Lesiones Causadas por Accidentes de Tránsito más Frecuentes

Entre las lesiones laborales más frecuentes y daños causados por accidentes de tránsito, generalmente se encuentran las siguientes:

  1. Lesiones en la rodilla. Este tipo de afecciones resultó como la segunda más común en el año 2010 según la Oficina de Estadística Laboral (BLS, por sus siglas en inglés) resultando en al menos un día de ausentismo laboral. Los movimientos repetitivos de la rodilla, el traslado de cargas pesadas, resbalones, tropiezos, golpes y caídas son las formas más comunes en las que un trabajador puede lesionarse la rodilla.

    La rotura de ligamentos, bursitis, tendinitis, condromalacia y afecciones del cartílago son frecuentes entre las enfermedades laborales, mientras que las fracturas, esguinces, torceduras y rotura de meniscos están entre las principales consecuencias de los accidentes de trabajo.

    Por otro lado, las lesiones de rodilla causadas por choques de autos suelen ocurrir por el impacto de la misma en el tablero del vehículo, al ser empujados hacia él. Entre los daños más comunes están el rompimiento de la rótula y la rotura del menisco.

  2. Lesiones cerebrales. En el ambiente laboral, este tipo de incidentes puede darse como consecuencia de una caída desde una altura considerable, como un andamio o un piso alto de una obra en construcción. También a causa de resbalones o golpes con otros objetos.

    Con respecto a los accidentes de auto, una lesión cerebral normalmente ocurre por el impacto de la cabeza de la víctima con el parabrisas o el tablero del automóvil, generando dos tipos de lesiones: una primaria (fractura, contusión, coágulos, daño nervioso) y una secundaria (inflamación cerebral, hematoma, fiebre, tensión alta/baja, afecciones cardíacas y pulmonares).

  3. Lesiones del hombro. A nivel laboral, el hombro puede llegar a sufrir lo que se denomina patología degenerativa del manguito rotador, así como la bursitis subacromial.

    Estas lesiones se derivan de la realización de tareas con los codos hacia arriba, o aquellas que impliquen tensión en los tendones como levantar o alcanzar objetos y otros movimientos repetitivos que involucren los brazos.

    En una colisión, por su parte, los daños al hombro se producen debido a que el cinturón de seguridad sólo cubre uno de ellos, haciendo presión en el momento del impacto y generando hematomas, esguinces y rotura de ligamentos.

  4. Hernias discales y protuberancias en los discos. Estos son daños a la columna vertebral que se producen por la compresión y desplazamiento de los discos intervertebrales.

    Los riesgos laborales asociados con estas dolencias incluyen actividades que requieran levantar, halar o empujar objetos pesados, pero también aquellos trabajos de poca actividad en los que la persona permanece sentada, sin un soporte lumbar adecuado.

    También durante un accidente, la fuerza de la colisión puede causar que el tejido intervertebral se inflame o se rompa, produciendo dolor severo, pérdida de la sensibilidad y del control muscular en brazos y piernas.

  5. Rotura de huesos (fracturas). Las caídas y golpes son la causa principal de fracturas en el trabajo, sobre todo en el sector de la construcción, donde los trabajadores realizan sus actividades a grandes alturas y suelen tener a su alrededor equipos, herramientas y objetos que representan un alto riesgo para su seguridad.

    Mientras que, en un choque de vehículos, las fracturas son muy frecuentes debido a la naturaleza misma del accidente. Básicamente cualquier hueso del cuerpo puede resultar roto a causa del fuerte impacto recibido.

Testimonios
★★★★★
Injured Workers Advocates fue una gran ayuda para mí. Me caí del techo mientras trabajaba y me lastimé gravemente. No estaba recibiendo la atención medica que necesitaba y tampoco estaba al tanto de los beneficios que podía recibir. Mónica y su equipo me apoyaron y lucharon para ayudarme obtener atención médica y recibir tiempo perdido. También recibí una buena indemnización por mi caso. ¡Recomiendo encarecidamente a Mónica y su equipo! Carlos C.
★★★★★
Debido a mi estatus migratorio me preocupaba hacer un reclamo después de haberme lastimado la rodilla en el trabajo. Después de haberme reunido con el abogado en IWA me di cuenta de que todavía podía recibir beneficios, incluyendo tiempo perdido mientras me recuperaba. Animo a cualquiera que se ah lastimado en el trabajo que se comunique con IWA. Ellos realmente me salvaron cuando ocupaba ayuda. Luis L.
★★★★★
Yo tuve una lesión grave en el trabajo en la cual no sabía que podía recibir ayuda a causa de eso. Mónica y su equipo inmediatamente me explicaron mis derechos legales y pelearon por mí. Estoy muy agradecido de haberlos encontrado. Ellos son muy amables y saben mucho acerca de L&I. Quede impresionada con los servicios que me proporcionaron. Anna S.
★★★★★
Después de haber sufrido un accidente automovilístico con mi familia, estaba asustada y confundida. Tenía a las aseguradoras llamándome todo el tiempo y no tenia como pagar mis facturas. Pero después me puse en contacto con Injured Workers Advocates y me explicaron todo lo que yo podía recibir legalmente y todas mis preocupaciones desaparecieron. Se me permitió tener mis facturas medicas pagadas, recibí dinero por el tiempo que falté al trabajo y dinero también por mi dolor y sufrimiento. Maria R.