Monica Dominguez

Download VCard

Oficina: (425) 245-7999

4208 198th St SW #110
Lynnwood, Washington 98036

Mónica es una defensora apasionada y experimentada, para la gente de habla Hispana que se han lastimado en el trabajo o que han estado en un accidente de carro en Seattle, Lynnwood, Auburn, Tacoma, y todo el Estado de Washington. Ella tiene más de 10 años de experiencia ayudando a otros obtener resultados. Ella habla español e inglés. Nadie en el Estado de Washington entiende las leyes de L&I mejor. Como madre, Mónica trata a cada cliente como si fuese miembro de la familia. Deje que su pasión, experiencia, y estrategias le ayuden a que usted recupere el dinero que se le debe por su lesión.

Testimonios
★★★★★
Injured Workers Advocates fue una gran ayuda para mí. Me caí del techo mientras trabajaba y me lastimé gravemente. No estaba recibiendo la atención medica que necesitaba y tampoco estaba al tanto de los beneficios que podía recibir. Mónica y su equipo me apoyaron y lucharon para ayudarme obtener atención médica y recibir tiempo perdido. También recibí una buena indemnización por mi caso. ¡Recomiendo encarecidamente a Mónica y su equipo! Carlos C.
★★★★★
Debido a mi estatus migratorio me preocupaba hacer un reclamo después de haberme lastimado la rodilla en el trabajo. Después de haberme reunido con el abogado en IWA me di cuenta de que todavía podía recibir beneficios, incluyendo tiempo perdido mientras me recuperaba. Animo a cualquiera que se ah lastimado en el trabajo que se comunique con IWA. Ellos realmente me salvaron cuando ocupaba ayuda. Luis L.
★★★★★
Yo tuve una lesión grave en el trabajo en la cual no sabía que podía recibir ayuda a causa de eso. Mónica y su equipo inmediatamente me explicaron mis derechos legales y pelearon por mí. Estoy muy agradecido de haberlos encontrado. Ellos son muy amables y saben mucho acerca de L&I. Quede impresionada con los servicios que me proporcionaron. Anna S.
★★★★★
Después de haber sufrido un accidente automovilístico con mi familia, estaba asustada y confundida. Tenía a las aseguradoras llamándome todo el tiempo y no tenia como pagar mis facturas. Pero después me puse en contacto con Injured Workers Advocates y me explicaron todo lo que yo podía recibir legalmente y todas mis preocupaciones desaparecieron. Se me permitió tener mis facturas medicas pagadas, recibí dinero por el tiempo que falté al trabajo y dinero también por mi dolor y sufrimiento. Maria R.